septiembre 20, 2021

Resident Evil 8 Village equilibra las facetas de terror y acción de la saga

Esto es algo que puede no gustar del todo a los fans de la fórmula más clásica, pero no hay duda de que Village es una experiencia fantástica

Como fan de la saga Resident Evil más tradicional, la que tenía cámaras fijas, sustos ocasionales, poca munición y bastantes dosis de tensión; Resident Evil 8 Village es una pequeña decepción. Me gustaría que hubiera dado más miedo, como su inmediato predecesor. Pero si te gustó Resident Evil 7, que sepas que Resident Evil 8 mejora en muchísimos aspectos las fórmulas de aquel casi nuevo comienzo de la saga que sí supo dar más miedo, pero que tampoco abandonaba los momentos de liarse a tiros con hordas de enemigos zombificados.

Resident Evil 8 tiene un poco más de acción de lo que me gustaría, porque casi se puede trazar un corte perfecto en la mitad de su duración de entre 8 y 10 horas (según cuánto investigues y cuantas veces mueras) entre la parte inicial que da más miedo y juega más con la tensión y lo bien que domines tus nervios y la parte en la que te empieza a caer más munición y aparecen más y más enemigos por metro cuadrado y te puedes frustrar. Y siento decirte que, si venías esperando un gran papel y una gran villana en la afamada Lady Dimitrescu que tanto ha obsesionado a Internet por su porte y su altura y sus afiladas garras; amigo, vas a llevarte una decepción. Me esperaba que tuviera un papel mucho más importante, la verdad.

Por fortuna, el juego tiene muchos personajes que generan tanto interés como rechazo, con un Chris Redfield que se mueve en un terreno demasiado gris, casi negro; y otros villanos que dan tanta pena como generan rechazo físico. El diseño de personajes y de escenarios es sobresaliente y el salto a PlayStation 5 y Xbox Series X/S le ayuda mucho. Ya sea por la mejor iluminación, por funcionar casi en 60fps constantes o porque las partidas cargan en un segundo de reloj, el salto de generación beneficia mucho a Resident Evil 8 Village. La historia, como en cualquier otra entrega de la saga, no es gran cosa y no va a ganar ningún premio al a literatura, pero quiero creer que está mucho mejor contada y cohesionada que ninguna de las anteriores entregas. Te enteras de qué pasa, por qué y el final no te deja con duda alguna de lo que ha ocurrido.